Fotografía anaglífica (3D) de Alex Martín: Fósiles

 

Fotografía anaglífica 3d Alex Martín

Hoy queremos mostraros un ejemplo de la pasión de una persona por la fotografía anaglífica 3D. Nuestro amigo y colaborador Alejandro Martin, “Alex, bilbaíno de 74 años, prolífico personaje, casado con la debatarra Rosa María Arritokieta, padre de cuatro hijos, abuelo de siete nietos y feliz bisabuelo de un biznieto, colabora con el museo desde hace un tiempo como fotógrafo y amante de la naturaleza. Desde aquí queremos aprovechar para agradecer su gran e inestimable labor y su buen hacer con todos los trabajos que desarrolla.

Hombre polifacético, sensible, trabajador, paciente y perfeccionista, gran conversador, dedicado en cuerpo y alma a la fotografía, siendo esta una de sus numerosas pasiones, aparte de muy capaz escultor artístico de la cerámica, pintor, inventor y un hábil taxidermista. No obstante, pecaríamos de muy cortos al decir que es un gran aficionado a la fotografía en sus diversas variantes, pero podemos destacar su gran dedicación e inquietud por la fotografía en tres dimensiones, tanto estereoscópica analógica y actualmente la fotografía anaglífica digital.

Destacaremos las numerosas fotografías macro que está realizando para nuestros estudios, tanto de fósiles como de minerales, utilizando la fotografía como herramienta para poder identificar y determinar los distintos ejemplares que conservamos en el museo y que están a la espera de su identificación y catalogación. También usaremos estas fotografías en la elaboración de las diferentes noticias que publicamos en la página web del museo.  A su vez y a modo escaparate del mismo, estamos proyectando realizar una galería con diversas fotografías anaglíficas de ejemplares fósiles que se presten a ello.

Fotografía Anaglífica 3d de Alex Martín

Psittacosaurus sinensis, MUFOMI

¿Qué son los anaglifos?

El origen etimológico de la palabra anaglifo proviene del  latín anagly̆phus  y a su vez éste proviene del,griego: ἀνάγλυφος, anáglyphos «tallado en relieve'» haciendo referencia al especto de tridimensionalidad de la imagen, tal y como recoge a definición del Diccionario de la RAE: Fotografía: Superposición de dos imágenes en colores complementarios, que producen, al ser miradas con lentes especiales, una impresión de relieve.

Louis Ducos du Haroun, inventor de varios principios fotográficos entre ellos la fotografía en color y la fotografía anaglífica, creó los primeros anaglifos en el año 1891. Su  principal interés era producir un efecto de profundidad en las fotografías; con esta técnica lo que realmente se consigue es un efecto óptico tridimensional.

La técnica básica para crear un anaglifo consiste en disponer dos fotografías superpuestas con un ligero desplazamiento entre ambas a la vez que jugamos con un efecto cromático, ya que ambas imágenes contienen filtros que anulan e impiden que el color rojo se fije en la imagen derecha y otros filtros diferentes para anular los colores azul y verde en la imagen izquierda. Posteriormente, con un tratamiento de imágenes, que actualmente se realiza mediante programas informáticos, realizamos el montaje de ambas fotografías en una sola imagen. Ésta, al ser observada sin ningún tipo de filtro parece desenfocada, pero cuando usamos las gafas anaglifo que están formadas por dos lentes, una azul para el ojo izquierdo y otra roja para el ojo derecho, la imagen se puede observar en su forma tridimensional.

En la Galería fotográfica inferior podéis ver diversos ejemplos de fotografía anaglífica 3D realizadas por Alex Martín con ejemplares  fósiles del Mufomi. Para un correcto visionado os recomendamos el uso de unas sencillas gafas anaglíficas o 3d que podéis encontrar en cualquier librería o en internet. También las podéis construir vosotros mismos siguiendo este enlace: Cómo hacer unas gafas 3d

gafas-anaglificas-3d

Fotografías ©Mufomi Museoa, ©Alex Martín

 

Galería de Fotografía anaglífica 3D de Alex Martín