Muchas veces los descubrimientos no los realizan geólogos o aficionados de los minerales, ya que en algunas ocasiones el azar y la casualidad intervienen y hacen que cualquier persona pueda encontrar un mineral extraño y exótico o alguna rareza relacionada con este apasionante mundo de los minerales. Este es el caso del descubrimiento en Elgoibar de una roca que contiene un mineral llamado purpurita heterosita.

Ya hemos comentado en más de una ocasión que determinadas personas acuden al museo con cierta frecuencia para preguntarnos por rocas, minerales y fósiles que en paseos y excursiones por el campo encuentran de forma ocasional. Estas personas sienten curiosidad por conocer si lo que han encontrado puede tener interés o algún valor; qué es y cómo se llama.

purpurita heterosita

Cuarzo púrpura, colorado por óxido de hierro y manganeso.

Cómo se produjo el descubrimiento de la purpurita heterosita

Hace algunos meses, concretamente en mayo del año 2023 un aficionado a pasear por el monte nos remitió un mensaje informándonos de que su hija Maddi Lasuen de tan solo 8 años de edad había localizado una roca muy curiosa mientras jugaba en el arroyo de San Lorenzo.  Según su padre Igor, un fiel y entusiasta colaborador del museo además de buen amigo, la roca parecía un fósil. El fragmento pétreo  en cuestión, la guardó su hija en la guantera del coche ya sin concederle mayor importancia. Lo más chocante según nos contó Igor en nuestro primer contacto, es que la pieza según pasaban los días iba tomando una coloración más intensa y acusada de un fuerte color púrpura, hecho que nos llamó poderosamente la atención ya que lo más normal y que suele suceder siempre es que cuando los minerales se secan y deshidratan pierden gran parte de su color y brillo, volviéndose menos vistoso y atractivo.

Maddi con una de las rocas recuperadas del río San Lorenzo.

Debido al interés mostrado por nosotros hacia la roca, Igor acompañado de su hija Maddi acudió al museo para llevárnosla y en principio corroboramos el extraño efecto de esta roca que cuando está mojada pierde parte de su color y cuando se deshidrata adquiere una fuerte tonalidad púrpura. Estudiando con más detenimiento pudimos observar que la roca era un basalto en forma de canto rodado por la acción del agua y que está recubierta por una fina pátina que le confiere dicho color púrpura intenso. Esta patina no solo se adhiere a rocas basálticas ya que también la hemos encontrado sobre cuarzos masivos y otros bien definidos y cristalizados con la misma pátina. Este recubrimiento es estable y muy difícil de eliminar por acción mecánica de frotamiento, con ciertos ácidos salta parte de la película pero sin llegar a disolverse, tampoco en principio parece ninguna materia orgánica tipo liquen o algún alga que se desarrolle en el agua, ya que suponemos que perdería el color con la deshidratación y en este caso es el efecto totalmente contrario. Otra característica muy curiosa de las rocas es la fluorescencia de tonalidad anaranjada que se produce al ser iluminadas con la luz UVA de 365 nm. Intensidad que corresponde con ondas de luz larga ya que está entre el rango de los 315 a los 400 nm. Hecho que en principio nos indujo a creer en que podría tratarse de algún tipo o residuo de materia orgánica que se adhiere a las rocas y que ahora creemos descartada ya que tampoco con la acción de los ácidos, jabones e incluso con los ultrasonidos se mantienen en la roca y no se eliminan.

Por avatares del destino, este tipo de rocas con esta curiosa pátina púrpura también la hemos descubierto en el arroyo que pasa junto a la mina de Urruzuno, en rocas de cuarzo asociadas a calcopirita, malaquita, esfalerita y lo que creemos que puede ser smithsonita. Por lo cual, parece ser que el arroyo de San Lorenzo no es el único en mostrar este tipo de mineralización, aunque si son las más espectaculares que han aparecido hasta el momento.

purpurita heterosita

Detalle de la roca anterior, basalto y cuarzo recubierta de purpurita.

¿Qué mineral es la purpurita heterosita?

La purpurita heterosita es un mineral que pertenece a la clase VII de los fosfatos, grupo de la trifilita.  Este fosfato está formado por óxido de hierro y oxido de manganeso, siendo su denominación científica exacta fosfato anhidrido de hierro y manganeso, formula química (Mn3+, Fe3+)PO4, con una dureza en la escala de Mohs de 4 a 4,5 y un peso especifico de 3,4 a 3,69 kilos/decímetro cubico. Pertenece al sistema cristalino ortorrómbico, forma una solución solida con la heterosita (Fe3+PO4 ) en la cual de forma paulatina el manganeso va siendo sustituido por hierro dando lugar a diferentes tonalidades e intensidades de color por la variación de las diversas concentraciones de este elemento.

Las aplicaciones de la purpurita heterosita son simplemente para el coleccionismo, de adorno y algún uso esotérico, sin que tenga interés económico e industrial.

Conclusiones

Tras estudiar las piezas encontradas en los ríos San Lorenzo y Urruzunoerreka no podemos concluir exactamente que las rocas extraídas puedan corresponderse a purpurita heterosita. Para ello necesitaríamos un análisis más exhaustivo de las muestras. No obstante hemos facilitado varias muestras de ambos arroyos a especialistas en el tema, como por ejemplo Javi Nuño gran forofo de los minerales, amigo y colaborador del museo y a un experto de reconocido prestigio como André Heyninck del Mindat.org de quienes esperamos tener alguna respuesta en breve a las incógnitas y dudas presentadas.

Purpurita heterosita

Purpurita heterosita, con luz de rayos UVA

Maddi nos muestra el lugar del descubrimiento, rio San Lorenzo